Paisajes, Pasajes, Simbolismos, Costumbres y Personajes de Baja California Sur, México...

........."La California Original".........
INICIO INTRODUCCIÓN ÍDICE GENERAL DEL SITIO CALIFORNAX TRADICIONAL CALIFORNAX ACTUALIDAD LA GALERÍA ACTUAL
 
INTRODUCCIÓN
ADVERTENCIAS, POSICIONAMIENTO Y PUNTOS DE VISTA DEL AUTOR
SOBRE EL CONTENIDO DE ESTA PÁGINA


www.californax.com
Es una página sólo para californios de profundas raíces en la Auténtica y Original California y californios, por adopción, que aman esta tierra como propia y que han creado un verdadero vínculo de identidad y pertenencia con ella.


El objetivo primario es el rescate de raíces californias y la defensa de los iconos y/o emblemas históricos o tradicionales de Baja California Sur, "La California Original", los cuales se pierden aceleradamente con el embate de la agresiva transculturación que la región enfrenta, tanto del México continental como del extranjero, ante la pasividad, tolerancia, ignorancia, omisión e indolencia del sector oficial frente a esa pérdida de valores tradicionales e históricos, "...imposible conservar y promover lo que se ignora...". Por otro lado, la intención es mostrar también la belleza escenica de este inmenso territorio mexicano y algunas usanzas de su gente autóctona que aún se tienen en alejadas regiones del territorio, esto con el auxilio de la técnica fotográfica que convierte cualquier explicación en algo más entendible, sin dejar de lado la narrativa de elementos históricos y tradicionales.


Lo que aquí se diga puede ser diferente a lo que en otros lados se pueda indicar, incluso puede llegar a ser una apreciación equivocada o errónea de parte del autor, si Ud. piensa que tiene la "verdadera verdad" sobre el tema, háganoslo saber, si es que así lo desea, para enmendar el inconsciente error. Aquí sólo se tuvo la osadía, temeridad, atrevimiento, descaro, insolencia, desfachatez, ocurrencia o el simple ánimo de decirlo y exponerlo, la realidad puede ser la suya y si la dice por corregir o criticar lo aquí escrito pero que arroje luz verdadera sobre un asunto en particular, bien venido sea. Así también, en muchas ocasiones la narrativa no está carente de elementos críticos con la sola intención de pautar aspectos erróneos, fallas y carencias, sobre todo del sector oficial experto, en relación al tema tratado, sin embargo, no es realmente la finalidad primordial del sitio pero, desde luego, se aprovechará la oportunidad.

[ SALTAR LA INTRODUCCIÓN ][ REGRESAR AL ÍNDICE GENERAL]

Este sitio no es precisamente una página comercial ya que su contenido tiene un fin más bien cultural y sobre todo de promoción de los valores, raíces y tradiciones sudcalifornianas, que las hay aunque algunos ignorantes y necios digan que no tenemos identidad, sin embargo, eventualmente las imágenes y algunos contenidos podrán ser utilizados para fines comerciales en exclusiva solo por el autor o por quien éste designe o a quien autorice, así también, en un futuro podrá tener, en contenido aparte y no mezclado con el aspecto tradicionalista y cultural, elementos de propaganda comercial de elementos netamente regionales, promoción de negocios, empresas y elementos de origen sudcaliforniano en cumplimiento del espíritu de esta publicación que es el de promover lo nuestro. Toda la fotografía, las ilustraciones y los textos son realizados y responsabilidad del autor, cuando no sea el caso se citará la fuente o el origen del contenido, en el caso de textos o reportajes puede ser una colaboración externa autorizada para su publicación.

Me permito aclarar, enfáticamente, que el presente trabajo no se ajusta a investigación de rigor histórico alguno puesto que no soy historiador; no utiliza método científico de ningún tipo, al menos no concientemente, aunque algunas veces lo pudiese parecer, pero sólo será eso, apariencia por simple y llana coincidencia,
y tal vez lo más importante de todo, es que no tiene el objeto de lisonjear o criticar a institución ni, en lo particular, a personaje alguno de nuestro entorno como suele ser el fin oculto de muchos de los que en nuestro medio "escriben algo", salvo que lo merezca en grado extremo por algún evidente comportamiento desvirtuador de alguna realidad palpable y evidente que afecte, atente o denigre el sentido de las auténticas raíces de Baja California Sur, "La California Original", sólo entonces se hará la correspondiente crítica o descalificación, y en caso contrario, cuando así lo merezca, se hará también el respectivo reconocimiento. El lenguaje utilizado es del tipo narrativo coloquial y para algunos podrá, a veces, parecer poco serio pero la plática del tipo coloquial es eso, algo que no necesita mucha solemnidad para no caer en la charla o narrativa aburrida y tediosa por apegarse a un redacción del tipo científicoide que tan aburridas resultan. Se recurre a frases vulgares, comunes y corrientes de algún desconocido y no celebre amigo o ciudadano y cosas así que son parte de lo nuestro o de lo que normalmente se llama folclore o "folklore", esto es, está más acorde al paisaje social común y rutinario de la sociedad también común, vulgar, palurda y rutinaria. Algunos comentarios y puntos de vista podrán no coincidir con el "decir oficial" del mismo asunto pero, debemos recordar siempre que, lo oficial, no siempre es la verdadera y objetiva realidad sino que, es la versión que el pueblo de México, siempre tratado como "menor de edad", debe, desde el punto de vista de esa oficialidad en turno, saber y no más, de tal suerte que desde su punto de vista lo mejor para ser transmitido al populacho siempre será lo más "romántico", desde ese punto de vista sólo se consignará todo hecho que tiendan a enaltecer esas versiones oficiales olvidando que, como dice el sabio refrán popular: "...nada es verdad y nada es mentira si no que, todo será del color del cristal a través del cual se mira...". No dejemos por un lado o perdamos de vista que, desde luego, las personas, todas, absolutamente todas sin excepción alguna, tenemos y tendremos en nuestra existencia páginas blancas y páginas negras, unos más que otros de tal suerte que, por desgracia, la tendencia de los historiadores oficiales es: "...para los buenos solo las páginas blancas y a los supuestos malosos solo las negras...", así que nunca tendremos versiones reales y sólo conoceremos las cosas con la tendencia de quien las dicta, esto es, el héroe, desde el punto de vista de sus correligionarios será de un alma limpia, pura e inmaculada, paladín de las justas causas, y por otro lado, al que consideran malo será de alma negra y podrida, perverso y corrupto, traidor y mal nacido, innombrable y muy malo y requetemalo. Intentaremos pues poner un cristal transparente y claro aunque, reconozco que, en honor a la verdad, es algo mucho muy complicado y en extremo difícil porque todos tenemos sentimientos personalmente convencionalistas, si en lugar de corazón solo tuviéramos engranes otra cosa sería.

Escribo lo que leo, lo que veo o ví y lo que oigo o lo que creo que leí, ví u oí, citando a quien lo escribe o dice y cómo lo dice, esto cuando me acuerdo. También, eventualmente escribo lo que siento como es el caso de algunos puntos de esta introducción y de otros apartados de esta página web; sé que a muchos les parecerá que uso terminología agresiva para algunas referencias de personas y hechos, así somos algunos californios -medios brusxxcos y primitivos-, y no les gusta a personas con supuesto refinamiento, suaves y cuidadosos de no herir y ser heridos aunque con eso no se diga lo que se siente o, en pocas palabras, no se diga la verdad o se pierda la objetividad, --personas que son proclives a la simulación, la farsa y la adulación remunerativa, actividad muy difundida en nuestros entornos sociales y oficiales de este amado, multifacético, multicultural, multiétnico, y multi... etc., etc, México--, algunos podrán pensar que esto es "medio subversivo" pero nada de eso, de que diga algo a que ponga por ahí una bomba hay una enorme distancia, más bien podiamos decir que soy un poco "renegado" ¿y quien no en nuestro querido México con los políticos que cargamos a cuestas que en gran parte son los responsables de esa otra versión de México que no se desea y lo convierten en Nuestro México Grotesco?. Por último, el formato de la página no se ajusta a técnica depurada alguna de programación para internet por lo que, para aquellos expertos programadores ofrecerá una buena materia de crítica, espero que constructiva pero, conociendo nuestra esencia y forma de actuar --refiérome a la de los cangrejito dentro del balde-- será más destructiva que lo primero, esto mismo aplica para el contenido general o la sustancia de la página, a algunos les parecerá "desafortunada", que es la palabra elegante usada para desacreditar algo, sin embargo, sé, que eso será para los menos, de eso estoy muy seguro.

El sitio está dirigido a todos aquellos, propios y extraños, que aman esta región de México --aunque se que muchos de los recién, y no tan recién llegados e incluso algunos nativos, no la entienden bien y la interpretan a su manera, pero a pesar de eso han aprendido a amarla pero, aun así difícilmente podrán forjarse un completo sentido de identidad y de pertenencia con ella, eso les resultará poco menos que imposible-- o dirigido a todos los que simplemente deseen conocer una faceta diferente de Baja California Sur, pero de manera muy especial dirigida a todas aquellas personas cuyas raíces familiares se pierden en lo profundo de la historia de esta tierra mucho más allá de los inicios del siglo XX y finales del XIX, todas aquellas familias cuyos fundadores estaban en esta tierra antes de la perfectamente bien planeada guerra, con fines expansionistas, de intervención gringa, por allá en los años de los 1840's, a esos descendientes que desean no perder el vínculo o recuerdo de las antiguas costumbres que forman parte de su identidad histórica, esa gente en cuyos antepasados familiares se encuentran quienes se encargaron de domar, o mejor dicho, tal vez terminaron por adaptarse y ser ellos domados por el medio de esta inhóspita región de México luego de los numerosos encargos, todos fallidos, del conquistador español por hacerlo, el mismísimo Cortés por poco muere, como sucedió con muchos de sus acompañantes, en el intento de la susodicha conquista luego de su visita a la península en 1535.

La historia(1) consigna que fue Cortés el descubridor del sitio donde luego se fundaría o erigiría, muchísimos años después, la ciudad de La Paz, románticamente se quiere hacer creer que fue fundada por el gran conquistador pero en la realidad no fue así, de hecho Cortés bautizó al sitio donde efectuó el desembarco como La Santa Cruz. La Paz debe su nombre al ilustre explorador Sebastián Vizcaíno quien, en 1596, la redescubre y cambia el nombre original dado por Cortés por encontrar una mansedumbre extraordinaria en los indios residentes, Vizcaíno también fracasó, como muchos, al intentar hacer población en este sitio pero ninguno de ellos en realidad fundo nada, el medio no lo permitió. Por otro lado, existen muchas dudas sobre el real sitio de desembarco de Cortés y algunos historiadores aseguran que no fue en las playas de La Paz sino varios kilómetros más al sur sobre la misma costa del golfo en un sitio llamado hoy, y desde siempre, "Los Muertos", casi enfrente de la punta Norte de la isla de Cerralvo, nombre dado al sitio en clara alusión al evento que costo la vida al sublevo Fortún Jiménez de Bertandoña y sus acompañantes (A. Valadés.-Temas Históricos de La Baja California, 1893).

El trabajo va dedicado a todas aquellas familias que se dieron a la tarea de forjar, domar o adaptarse a la agresiva e inhóspita región de Baja California Sur, la California Mexicana, "La California Original"; me refiero a todos aquellos forjadores de Baja California que llegaron aquí desde el inicio de la gran y muy desconocida epopeya que representó su conquista definitiva a fines del siglo XVII la cual duró casi hasta fines del siglo XIX o principios del XX, cuando abrirse campo en esta tierra era una verdadera proeza, sin caminos, sin vehículos, sin agua, lejos y apartados de todo, y aparte abandonados por los gobiernos centrales siempre enfrascados en disputas fratricidas, con poco o casi nada para llevar a la mesa, donde una buena parte del año el Sol quema hasta a las piedras que terminan por hacerse polvo, donde se debía andar por días y días para ir de un rancho o paraje a otro y de ahí a algún pueblo incipiente para abastecerse de provisiones para un mes o más tiempo, a aquellos que debieron abrirse paso con sus propias manos hacia las profundidades de la tierra horadando 40, 50 ó más metros para obtener el agua, la que tendría que ser extraída "cubo" a "cubo" para la subsistencia de su familia, la de sus animales y para sembrar un surco o dos de verduras y hortalizas para complementar lo poco disponible para comer. A todos los que dejaron su vida forjando pueblos y ranchos, especialmente a los rancheros sudcalifornianos, los verdaderos forjadores de estas tierras, a esos pioneros que pusieron las primeras piedras, sin lisonjeo ni intento de vanagloria alguna, primeras piedras de pequeños ranchos y rancherías muchos de los cuales hoy son ciudades y otros han desaparecido tras ese embate del agresivo medio ambiente. Está dedicado a esa gente que hoy ni sus nombres se recuerdan porque nadie se encargó de consignarlos y porque nunca ocuparon un destacado puesto en la política regional pero que, gracias a ellos, todos los que han llegado después encontraron el camino hecho y despejado para transitar cómodamente por ellos, por esos caminos de los que, los actuales residentes, ni siquiera tienen la más mínima idea de la labor que se tuvo que hacer para abrirlos y hacerlos transitables, no tienen ni la más remota idea de la tenacidad que se tuvo que emplear para abrir pequeñas áreas de cultivo con sólo hacha y machete en mano bajo un sol abrasador, obtener el agua a barra y pala, erigir las instalaciones y todo lo que hoy se antoja muy fácil; paradójicamente, en este territorio, donde estaba la tierra no estaba el agua y se tenía que hacer un pozo, a mano, para su extracción y donde estaba el agua no había tierra de tal suerte que se tenían que hacer tapancos y terrazas con tierra traída de lejos para poder sembrar algo que ayudara a la subsistencia diaria.

De las culturas originales de estas tierras, por gran desgracia, poca cosa queda y las raquíticas manifestaciones que dejaron las tribus y múltiples rancherias de indios guaycuras, pericúes y cochimíes han sido indiscriminadamente saqueadas por los "turistas", generalmente gringos, uno que otro europeo, y en últimas fechas por locales, abonando para eso la ignorancia de los propios habitantes del medio rural que usan esos pocos elementos arqueológicos como mercancía al mejor postor u oferente perdiéndose para siempre como es el caso de los bellos pedernales o puntas de flecha hechas de piedra por expertas manos de extintos indígenas. Por desgracia ha faltado una buena dosis de inteligencia de funcionarios afines al asunto para poder establecer, entre los locales, una red de rescate que, estoy seguro, daría excelentes resultados convirtiéndonos a todos en protectores de nuestras raíces culturales, también por desgracia esos funcionarios, hasta la fecha, los invade el protagonismo estéril y el egoísmo estúpido así como la ceguera pertinaz, no ven más allá de su nariz, el más narizón ve más que otro, esa y sólo esa es la regla, como diría mi padre: "..en algunos, la cabeza la traen solo de bulto, falta cacumen...". El legado ya perdido es enorme, no variado pero si importante, la manifestación casi única pero que fue abundante y verdaderamente interesante se circunscribe, como lo decíamos arriba, a puntas de flecha hechas de pedernal o "pedernales", de esto hay verdaderas obras de arte, sin embargo, gracias a la acción intimidatoria y punitiva de funcionarios "poco seso" del INAH local para quienes osan tener una pieza de este tipo, --el ranchero prefiere venderla al primer gringo que pase antes de que el INAH le aplique medidas punitivas, y a estos, los gringos, depredadores universales por excelencia, no hay que ofrecercelas dos veces-- gracias a eso, se ha perdido una gran parte de este importante acervo; mientras en estas autoridades prevalezca esa mentalidad obtuza o prevalezcan ellas mismas como autoridad poco se podrá hacer, ¡lastima! . . .

El presente trabajo es de alto contenido gráfico, muestra imágenes fotográficas y dibujos hechos a mano con lápiz de color o al carbón, imágenes del medio ambiente, de milenarias manifestaciones artísticas y de elementos puramente regionales que lo llevarán directamente a la experimentación y al conocimiento de los métodos, formas y entorno que los primeros colonizadores utilizaron para su supervivencia en este apartado rincón de la geografía de México y que, actualmente, conforma el último rincón del salvaje oeste americano. Eventualmente podrá encontrarse alguna imagen o boceto aludiendo alguna probable forma de hacer alguna cosa sobre todo relativa a la edad de la preconquista, no debe tomarse como una certidumbre o producto de investigación alguna, será sólo una manifestación o ejercicio de la "imaginación  y pensamiento lógico", desde el punto de vista de la "lógica" de un servidor, no más ni no menos.

Se muestra aquí un contenido principal a base de pasajes y simbolismos de Sudcalifornia que es el motivo de la denominación "Imágenes de La California Original" con la seguridad de proporcionarle una visión agradable de un pasaje de la cultura e historia o de algún paisaje de Baja California Sur, "La California Original". Tierra diferente al resto de México de tal suerte que el ilustre escritor y personaje no sudcaliforniano Fernando Jordán la llamara, debido a esas marcadas diferencias, "El otro México", reconociendo con ello su identidad particular y la poca semejanza de sus costumbres y su gente, hasta antes de la década de 1960, con relación a las del resto del país, situación que, por fortuna para los que nos distinguimos como auténticos sudcalifornianos, aún hoy es notable. A principios del siglo XX, en 1908, José María Barrios de los Ríos publica "El país de las perlas y cuentos californios" y describe la vida del sur peninsular de una forma que no queda lugar a duda sobre dichas diferencias, estas perduraron hasta el parte aguas sociocultural que resultó la entrada de los transbordadores marítimos en 1964 (aclaro, porque resulta que hoy también hay transbordadores espaciales), época con la cual da inicio la transculturación acelerada de la región de tal suerte que podemos diferenciar a "la Baja California Sur de antes y la de después de la llegada de los transbordadores". En lo general, la obra tiene la intención básica de ser un aporte, tal vez mínimo, a la preservación del legado cultural de mi tierra, dejar a las nuevas generaciones descendientes de las familias forjadoras de Sudcalifornia, un recuerdo de cómo eran algunas cosas del diario acontecer y mostrar la actual naturaleza y belleza escénica de esta apartada región, "La California Original", ya que es a esta tierra, y a ninguna otra, a la que se debe el nombre de California.

Una parte de la presente exposición de "Imágenes de La California Original" muestra algunos pasajes, simbolismos y paisajes distintivos de esta tierra. Algunas tienen como base para su ejecución técnica, ilustraciones y dibujos realizados a mano por el autor que, luego de ser capturadas para su conservación y manejo usando medios digitales, han sido editadas y enriquecidas utilizando esos mismos métodos. Los dibujos e ilustraciones, en algunos casos, se han mezclado con fotografías para una mejor concepción del tema, otras más son sólo fotografías editadas por la misma vía. Existe en esta página también un acopio de otro tipo de información e imágenes como fotografías antiguas, documentos y relatos que muestran algunos aspectos de la historia, tradiciones y usanzas de esta tierra, reportajes específicos para mostrar algo relevante de hoy o de antes. Hago uso extensivo e incluso, si así se quiere ver, abusivo de las imágenes porque, como buenos mexicanos, que aún somos "medio rupestres y primitivos" somos muy gráficos, nos gustan más los "monitos" que "las letritas".

Finalmente agradezco su comprensión ante cualquier deviación, que seguramente será involuntaria, en algunos de los temas o reportajes aquí mostrados esperando que, en lo general, sea un trabajo de su agrado.

Para quien se quiera tomar la molestia de hacer algún comentario o aportación quedan a su disposición los siguientes correos electrónicos: simon@californax.com y simoscar@gmail.com.

Muy atentamente, el autor:

Simón Oscar Mendoza Salgado.

[1].- La historia de Baja California Sur ( "La California Original" ) está plagada de versiones muchas de ellas controversiales, de datos confusos, por esta razón, cualquier dato que pueda Ud. encontrar en esta página tal vez no coincida con lo que haya leído en otro u otros textos, sin embargo, los datos históricos consignados no son de mi invención y están documentados o apoyados en alguno de esos textos, algunos muy antiguos y otros no tanto. [ Para mayor información sobre la California ver "Textos y Publicaciones sobre Baja California Sur" ].

 

NOTA.- Las imágenes fueron capturadas y editadas por computadora, estas imágenes computarizadas o "digigrafías" algunas de interés costumbrista e histórico y otras simples muestras de la belleza natural y escénica de "La California Original" representan también una oportunidad de remembranza para los auténticos californios por lo que, están disponibles, para los que así lo deseen en impresiones profesionales y en ediciones limitadas de alta calidad y de larga permanencia. Las imágenes disponibles son solo aquellas relativas al trabajo de ilustraciones y fotografía tradicional de pasajes y paisajes, fotografías de elementos protegidos en su comercialización no están disponibles.


Puede usar los siguientes correos para C.M.M. o para F.E.T.:
simon@californax.com alternativo:simoscar@gmail.com
"Imágenes de la California Original*"
*Marca Registrada: IMPI