Paisajes, Pasajes, Simbolismos, Costumbres y Personajes de Baja California Sur, México...

........."La California Original".........
INICIO INTRODUCCIÓN ÍDICE GENERAL DEL SITIO CALIFORNAX TRADICIONAL CALIFORNAX ACTUALIDAD LA GALERÍA ACTUAL
 

La Paz

La Paz, capital del hoy estado de Baja California Sur, es capital primero peninsular desde el año de 1830 luego sólo del distrito sur de la Baja California y ahora del estado sureño. La Paz resulta ser una ciudad relativamente nueva ya que se empieza a poblar de forma ininterrumpida y desde cero a partir del año de 1811 que es cuando al soldado de la guarnición de San Antonio, Juan José Espinosa, se le otorga la concesión de asentarse en el sitio con la encomienda de asistir a eventuales embarcaciones que arribaban al sitio. Posteriormente, el gobernador peninsular Don José Manuel Ruiz autoriza a más personas la residencia en el lugar, a una de nombre Juan García fue de las primeras a quien el mismo gobernante le otorga licencia para construir de forma permanente una casa en la que pudiera depositar algunos intereses (A. Valadés 1893). La población fue poco a poco cobrando cada vez mayor impulso de tal manera que para el año de 1832 La Paz contaba ya, ni más ni menos, que con 431 habitantes, para el año de 1891 la población llegaba ya a los 5,157 habitantes. Al sitio que hoy ocupa La Paz o a sus inmediaciones llegaron los conquistadores españoles, primeramente Fortún Jiménez (Ximénez) de Bertandoña en 1533 (principios de 1534 manejan otros historiadores), quien perdió la vida a manos de los indígenas locales junto con una veintena de sus acompañantes. En mayo de 1535 (seguramente enfrentando ya su clima de tremendo calor) arriba al lugar Don Hernándo Cortés tomando posesión de la tierra a nombre de la corona española, Cortés bautizó al sitio como "La Santa Cruz". Contra toda su intención y el enorme gasto para armar su expedición no pudo Cortés establecer población en el lugar, luego de un tiempo la encomienda fue abandonada, empezaría una larga cadena de fracasos al intentar conquistar La California. Entre las campañas más importantes está la de 1596 con el ilustre explorador Sebastián Vizcaíno, llega a la península desembarcando en el lugar y lo rebautiza con el actual nombre de La Paz. Posteriormente Isidro de Atondo y Antillón "El Almirante de las Californias", en 1683, acompañado del S.J. Francisco Eusebio Kino, intentan formar una colonia la cual dura escasos dos mese o un poco más, Atondo y Kino no logran su cometido, La California se resistía a toda costa a ser ocupada por el europeo. Sin embargo, no fue sino hasta el año de 1720 cuando se funda, por los sacerdotes jesuitas Juan de Ugarte y Jaime Bravo, lo que sería llamada la misión de N. S. del Pilar de La Paz, siendo ésta la primera ocasión en que se logra establecer un enclave que prometía ser permanente en el sitio, después de unos años y por múltiples dificultades por la falta de elementos para su subsistencia, sobre todo agua suficiente, la misión de La Paz es abandonada y trasladada al sitio de Todos Santos. Desde entonces y hasta 1811, que es cuando inicia ya el asentamiento permanente de la ciudad, el sitio conocido como La Paz permaneció prácticamente deshabitado siendo utilizado como un embarcadero eventual sin existir en su costa instalación alguna para tal fin. Actualmente esta ciudad cuenta con cerca de 300,000 habitantes y presenta la cara de una moderna ciudad pero sin iconos citadinos que la distingan e identifiquen a plenitud, de tal suerte que, carente de grandes monumentos antiguos, porque en realidad no es una ciudad demasiado antigua, es también notoria la ausencia de grandes monumentos de modernidad o edificaciones con arquitectura plausible o que valga la pena su contemplación. Dentro de su entorno sólo podemos contar unas pocas edificaciones antiguas como la Catedral de N. S. de La Paz, de modesta y austera arquitectura, sin dejar de lado su singular belleza, cuyos inicios constructivos datan de mediados del siglo XIX, la antigua Casa de Gobierno sobre la calle 16 de Septiembre, también con un diseño arquitectónico bastante convencional la cual procede de la primera mitad del siglo XX, el edificio de la Logia Masónica "Fieles Obreros de la Baja California", el Edificio Sobarzo que como "que quiso" tener un destello arquitectónico un poquito mejor pero en verdad nada que pudiera asomarse a ser algo "distintivo", localizado en la actual plaza Ágora de La Paz sobre la calle Manuel Altamirano, el edificio por mucho tiempo fue la cárcel municipal. Recientemente el edificio de "La Perla de La Paz", edificio civil de mayor trascendencia por sus detalles arquitectónicos más elaborados y relativa antigüedad (segunda mitad del siglo XIX), fue destruido por el fuego. Dentro de los atractivos que la ciudad o su entorno ofrecen al visitante, además de su amable, pacífica e indolente vida (hasta hoy [1]) así como una invaluable pero decreciente seguridad para sus habitantes, están los escenarios agradables a la vista como es una buena parte del propio conglomerado citadino que vestido de buena cantidad de árboles, cada vez menos por desgracia, ocultan la pobrísima arquitectura de las edificaciones y hacen parecer a La Paz agradable y presentarla como una bella ciudad, sin embargo, la joya del puerto es sin lugar a dudas su bello y multiremodelado malecón, ciertamente inigualable paseo para recorrerlo caminando y hasta hoy pretexto ideal para el dispendio económico de los gobernantes en turno con las sistemáticas acciones y proyectos de remodelación. Sus playas locales cercanas a la ciudad son otro de los atractivos de La Paz como resulta ser el balneario de El Coromuel, otras playas por desgracia vedadas ya para su población residente por determinación de los nuevos "dueños", regularmente extranjeros acaudalados, sin que la oficialidad en turno ponga remedio a tal "agresividad" hacía la sociedad paceña, propietarios que tienen el dinero suficiente para comprar voluntades o al menos inspirar temor y evitar así el que se emprenda alguna acción en el sentido de permitir algunas "rendijas" para proveer el acceso a la "plebe" perdiéndose para ellos la secular costumbre de su disfrute, ni modo, un fenómeno de la globalización que deberemos aprender a sobrellevar y ver de qué forma nos aprovechamos de ella, no hay de otra, lo siento por la "plebe" condenada al voto obligado sin recompensa posible alguna.

Altamente recomendado el que cualquier visitante pueda realizar un paseo alrededor de la isla Espíritu Santo para observar bellas formaciones naturales y fauna marina del sitio. Para el visitante de aventura La Paz puede ser la partida para excursiones terrestres por la ruta del golfo hacia el norte del municipio, así mismo, para quien guste del buceo de profundidad existen grandes posibilidades en la zona de las islas y gran parte de la costa aledaña, la travesía en kayak por la costa del Golfo de California teniendo como punto de partida La Paz es algo también muy recomendable. Por otro lado, desde esta ciudad se puede iniciar un recorrido hacia el sur a las poblaciones de San Antonio y El Triunfo que fueron de los primeros centros de explotación industrial minera y de las primeras y próspera poblaciones civiles fuera del entorno misional en la península y casi de toda La California, surgiendo esas explotaciones a mediados y fines del siglo XVIII, durante el siglo XIX estos sitios se convirtieron en prósperas y pujantes poblaciones para luego enfrentar la debacle a principios del siglo XX. Por otro lado mencionaremos que los atardeceres paceños son famosos por su gran colorido y esplendor. Algo recomendable también es la visita al museo regional donde puede apreciarse una pequeña muestra de la historia de la región. El aspecto culinario con sus famosos tacos de pescado y mariscos así como la oferta de múltiples restaurantes de muy buen y aceptable nivel es algo digno de mención. Es La Paz una ciudad que cuenta hoy con una creciente oferta hotelera también de buen nivel así como de una proliferación de modernas plazas comerciales que la hacen parecer una ciudad de aparente bonanza, esperemos que esto último en realidad pronto lo sea y no continúe sólo en "la apariencia"[2].

La Paz es también una ciudad que además de algunos males físicos estructurales prácticamente ya en el estatus de "seculares", padece también, en estos últimos tiempos, una curiosa, y a futuro desastrosa, para las masas citadinas crecientes, posición de un minúsculo grupo de residentes agrupados en los tristemente célebres organismos denominados ONG's cuyos mecenas les marcan directrices a seguir así como de grupos ambientalistas radicales a ultranza que no desean el necesario e indispensable progreso de la ciudad y pugnan fuertemente para que todo lo existente continúe inalterable aunque ese medio citadino, sobre todo en el denominado "Centro Histórico", en el que se ofrezca, salvo, como ya lo mencionábamos, el edificio de la catedral de Nuestra Sra. de La Paz y la Logia Masónica que datan de la segunda mitad del siglo XIX, así mismo, un poco más alejado el edificio de la actual "Casa de La Cultura" que antes era el hospital Juan María de Salvatierra construido en la misma época, un aspecto deplorable para propios y extraños, y lo peor, con una resistencia pertinaz de los propietarios de los inmuebles de dicho centro para invertir algo en cambiar esa deprorable cara como no sea alguna honrosa y rara excepción. Dentro de ese conglomerado denominado "Centro Histórico", además de los edificios indicados, se puedan añadir edificaciones ya más recientes como el edificio Sobarzo, el remodelado Teatro Juárez, el edificio de las antiguas oficinas municipales y la tristemente celebre "réplica" del "Antiguo Palacio de Gobierno del Estado", que no es otra cosa que una simple y mala reproducción de una mínima parte, además violatoria de la dimensión original, más bien podríamos decir que es un monumento "in memóriam" de reciente construcción no existiendo en él ni un solo ladrillo de los que originalmente contenía lo cual le hace perder todo valor histórico y caemos en un patético ridículo al querer resucitar aspectos irremisiblemente perdidos como irremisiblemente perdidos están, en otras latitudes de este mismo estado, los edificios de la misión de La Purísima Concepción y, peor aún, la nave principal de la misión de San José de Comondú esta última otrora verdadera joya histórica de La Antigua Californias o La California Original. No se discute ni está en tela de juicio que toda "reconstrucción" es válida pero ésta debe ajustarse a la original dimensión para realmente considerarla una verdadera replica. Así mismo, La Paz cuenta con algunas otras edificaciones "medio antiguas" que lo único destacable es el de ofrecer un asomo a una arquitectura que, como que quiso ser algo típico para el sitio y que se usó, si no masivamente, si como un buen intento de definición arquitectónica a fines del siglo XIX y principios del XX, desde luego que sería una buena acción para la ciudad el rescate de la forma y su adopción para intentar tener una "identidad arquitectónica" pero, definitivamente no puede decirse de alguna de esas edificaciones que contengan algún alto contenido de valor histórico. Pero, reiterando, ese asomo de arquitectura que algunas casas tienen, si se traslada a modernas y futuras construcciones, es posible tener un resultado atractivo y coincido en que sería plausible fomentar ese rasgo característico para todo lo nuevo en el denominado "Centro Histórico" paceño y resto de la ciudad queda, definitivamente, a criterio, por supuesto,de sus propietarios. En fin, así están las cosas y así es La Paz y no obstante eso es una bella ciudad y buena para vivir en ella, ¿se imagina como sería si todos viéramos y empujáramos en la misma dirección e hiciéramos un poco, muy poco más por ella?.


Si deseas conocer algunos otros aspectos de La Paz, sigue el enlace y tendrás una leve reseña o muestra con un recorrido gráfico por la ciudad y sus alrededores.

 

[1].- Hasta hoy La Paz y en lo general Baja California Sur ha gozado de cierta tranquilidad en cuanto a delincuencia se trata, sin embargo, las señales de que la presencia de estos males están siendo mayores se incrementan día a día. Por desgracia, las autoridades locales, por una enorme falta de visión a futuro, muy poca inteligencia, timoratas en extremo, pusilánimes y, muchas más veces de lo deseable, coludidas hasta el tuétano con la misma delincuencia, no están estableciendo las bases de prevención que son requeridas para enfrentar efectiva y sustancialmente ese tipo de amenazas dejando por un lado lo que se debe hacer y caer en uno de nuestros más graves males que como ciudadanos mexicanos tenemos: la falta de compromiso, la simulación y la farsa. Ésta es mi percepción personal y la de muchos de los que habitamos esta bella ciudad y región. La autoridad olvida que además del equipamiento físico de una policía se requiere también el equipamiento educativo y, sobre todo, un bien armado equipamiento moral de las corporaciones pero esto último, por desgracia, sólo se adquiere desde muy tierna edad y con la influencia adecuada y, hay que reconocer, que no hay tela de donde cortar

[2].-En los últimos tiempos el arribo de grandes cadenas comerciales de todo tipo así como casinos, que además proliferan de forma abusiva por toda la ciudad, están demostrando que sólo están sirviendo para sumir a la región de La Paz, sobre todo a su población más vulnerable, en una inanición económica profunda y sin precedente que terminará por arrasar su indiscutiblemente necesaria economía interna (una región que carezca de una economía interna propia difícilmente podrá tener una masa citadina progresista). Todos eso nuevos entes de negocios transregionales que obedecen a corporativos fuera de la región extraen diaria y sistemáticamente todo recurso financiero que se genera en el entorno paceño para llevarlo de forma inmediata fuera de la región sin posibilidad de retorno para la reinversión o retroalimentar a la zona económicamente. El otrora motor económico para muchos pobladores de La Paz que contaban con pequeños comercios y oficios de todo tipo era el sueldo que la burocracia oficial (empleados de los gobiernos estatal, municipal y oficinas federales) derramaba cada quincena en ellos ahora lo captan las transregionales dejando sin oportunidad alguna a esos pequeños "empresarios" que hoy están en vías de extinción y generando en la ciudad un desosiego económico sin parangón.

REGRESAR A "RELATOS, HECHOS Y ANÉCDOTAS"

[REGRESAR A ÍNDICE DE SITIO]


Puede usar los siguientes correos para C.M.M. o para F.E.T.:
simon@californax.com alternativo:simoscar@gmail.com
"Imágenes de la California Original*"
*Marca Registrada: IMPI